IntrovertidaMente En Calma

Regulación Emocional & Terapia Corporal
para Introvertidas con Ansiedad (Social)

Las relaciones con los demás te resultan difíciles… 

A menudo, frustrantes o insatisfactorias. A veces, incluso (muy) dolorosas.

Una parte de ti piensa que, si la gente fuera más amable, tú serías menos insegura, reservada, “sensible” y/o «controladora»… Vamos, que te desenvolverías de forma más relajada…

Porque el mundo sería como «debería» ser (justo y amable) y todo sería más fácil para ti.

Pero otra parte «sabe» que hay personas que no cambian (o no tanto o tan rápido como querrías o necesitarías), y que quizás te vendría bien aprender a llevar un poquito mejor esa situación… por tu propia paz y bienestar.

Sin embargo, no sabes cómo mantenerte serena y estable (a nivel mental y emocional) cuando los otros se muestran inapropiados, incoherentes o inconsistentes en su forma de ser y relacionarse contigo.

Es decir, no terminas de sentir suficiente calma y seguridad como para comunicarte y relacionarte con naturalidad (y sentirte bien contigo misma), independientemente de cómo sean, piensen, hablen o actúen los demás.

Piérdele el miedo a lo que hay dentro y fuera de ti

Aunque las introvertidas solemos decir que “estamos mejor (o bien) a solas” (porque podemos pensar con calma), en muchos de esos momentos nuestra mente se sumerge en pensamientos de duda, culpa y desesperanza.

No estamos cómodas “fuera” (con la gente), pero tampoco llegamos a estarlo “dentro” (con nosotras mismas): no hay ningún lugar donde encontremos auténtica calma y bienestar (o esta dura realmente poco).

En concreto para las personas introvertidas, esto suele significar sentir incomodidad y malestar en situaciones como las siguientes:

Z

Cuando los demás no te escuchan, no te prestan atención, no entienden lo que piensas o sientes o te aconsejan dando por hecho que necesitan que te digan lo que tienes que hacer

Z

Cuando los demás proponen planes grupales en los que va a haber mucha gente, ruido y “actividad” pero poca conversación relajada y estimulante (sobre todo cuando son sobre la marcha)

Z

Cuando no hay suficiente profundidad o intimidad y no puedes compartir tu inmenso mundo interior… O cuando hay mucha intimidad y no quieres compartir lo que está sucediendo en tu vida privada.

Z

Cuando no puedes ser reflexiva, analítica, anticiparte o planificar con tiempo una tarea o actividad (ya sea un plan de ocio, un trabajo, un viaje o el menú de la semana, por ejemplo)

Z

Ante los cambios, la espontaneidad, la superficialidad o el dinamismo de los demás (tanto en un ambiente laboral como a nivel personal)

Z

Cuando estás a solas, y no puedes concentrarte y trabajar (o desconectar y disfrutar) porque no puedes parar de pensar en cómo mejorar tu relación con los demás y contigo misma

Construye un refugio en tu interior al que acudir para sentirte en paz

Personalmente, todas estas situaciones me alteraban mucho (experimentaba muchos pensamientos, emociones y sensaciones desagradables) y me hacían tomar distancia… aumentando la sensación de fracaso y desconexión que sentía.

Hasta que empecé a relacionarme con mi mundo interno de una forma más consciente, respetuosa y compasiva.

 Por eso, en mis sesiones te ayudo a:

PRIMERA ETAPA:

Entrenar recursos de regulación fisiológica en el presente

Puede que antes de acudir a terapia hayas probado cosas para hacerte sentir mejor pero no te estén ayudando. En esta primera etapa, vamos a ver qué herramientas conoces (y te funcionan) y a desarrollar otras nuevas para calmar un poco tus sensaciones físicas antes de profundizar en los bloqueos que te impiden alcanzar mayor crecimiento y bienestar a nivel personal o social.

SEGUNDA ETAPA:

Tomar consciencia de patrones mentales, emocionales y físicos

Una vez que has practicado algunas estrategias de autorregulación de las sensaciones físicas desagradables que experimentas habitualmente, vamos a ir identificando los pensamientos, emociones e impulsos perturbadores que complican la relación contigo misma y con los demás… para que puedas «bajarles el volumen».

TERCERA ETAPA:

Cultivar una relación bondadosa con tu mundo interior y exterior

En esta última fase del proceso potenciamos una actitud de amabilidad y respeto hacia tus vivencias internas y las circunstancias externas. Además, empiezas a aplicar las distintas herramientas de consciencia y autorregulación no solo a situaciones una vez pasadas sino proponiéndote activamente implicarte en actividades que antes temías y evitabas.

Irtha López

Irtha López

Psicóloga Colegiada

Regular mi mundo interno me ha permitido cuidarme y tratarme mejor, atendiendo y respetando mis pensamientos, emociones y sensaciones dolorosas, pero no dejando que acaparen toda mi energía y atención, dañándome y alejándome de los demás y de mis objetivos vitales. Te ayudo a conseguirlo con mi enfoque basado en la terapia somatosensorial, herramientas cognitivo-conductuales, y la atención plena con compasión.

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

El nombre va aquí

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

El nombre va aquí

Sé el apoyo que un día sentiste que te faltó

#IntrovertidaMente En Calma

¡ATENCIÓN! 

Mi objetivo nunca será que tengas más relaciones (o menos), ni eliminar cierta forma de pensar o de sentir, sino ayudarte a hacerte cargo de todo eso desarrollando mayor conciencia y recursos para afrontarlo. 

Las creencias, emociones y sensaciones que ahora te desagradan seguirán apareciendo…

La cuestión es que te sientas capaz de hacer algo más productivo y beneficioso para ti y tus objetivos personales, sociales, laborales y vitales que lo que venías haciendo hasta ahora.

Es decir: que en lugar de aislarte o evitar, rumiar, culpar/te (y vuelta a empezar)… te atiendas, te regules, te cuides y actúes (y vuelvas a empezar).

Preguntas frecuentes

Cuánto dura el proceso

No puedo decírtelo con seguridad porque depende de tu situación, tus recursos psicológicos, tu disponibilidad o tu nivel de implicación, tu nivel de trauma y la intensidad o complejidad de tus mecanismos de defensa… 

Pero por mi experiencia puedo decir que al menos 6 meses, y alrededor 1 año. Las sesiones duran aproximadamente 75 minutos y la frecuencia recomendada es semanal.

Si no podemos vernos todas las semanas, también podemos trabajar juntas pero hay que tener en cuenta que el avance podrá ser algo más lento y limitado, y requerirá más esfuerzo por tu parte.

Cuánto cuestan las sesiones

Las sesiones actualmente cuestan 50€.

Se pueden pagar mediante Bizum al final de la misma. También se acepta el pago mediante transferencia bancaria.

¿Atiendes sólo a mujeres?

No. He atendido y atiendo a hombres.

También es cierto que una mujer puede sentirse más identificada y comprendida conmigo por el hecho de ser mujer. Pero tu género no es impedimento para entendernos.

Más bien depende de la compatibilidad de caracteres y tus necesidades emocionales.

¿Por qué hacer terapia contigo?

Me considero una persona (y profesional de la psicología) dulce, honesta y cercana. No oculto que yo también experimento dificultades emocionales en la vida. Lo que nos diferencia a ti y a mí NO es que yo NO sienta lo que sientes tú, es que yo he aprendido recursos para hacerme cargo de esas dificultades internas (voy un pasito por delante).

Por otra parte, leer “El Trauma y el Cuerpo” me cambió la vida a nivel personal y profesional: me ha permitido comprender que todo lo que hacía y hago (mover mi cuerpo, expresar mis emociones, o tratar de modificar mis pensamientos o la forma en la que me relaciono con ellos) debe tener como objetivo la “regulación fisiológica” (recuperar o mantener el nivel de bienestar). Eso me ayuda en sesiones a darle mucho más sentido a lo que te propongo hacer y a que tú también tengas más claro qué haces y para qué: no se trata de hablar por hablar, cambiar tus pensamientos porque sí o expresar tus emociones sin más… El fin último es hacerte sentir más regulada a nivel fisiológico o corporal. Eso es, en mi opinión, lo que te va a permitir experimentar mayor seguridad y estabilidad a nivel mental y emocional.

Si quieres o necesitas saber un poco más sobre mi enfoque terapéutico puedo decir que: combino herramientas basadas en la teoría del apego, el enfoque somatosensorial y la atención plena y la compasión, así como técnicas psicodinámicas o experienciales y cognitivo-conductuales junto con la terapia de aceptación y compromiso. Quizás quieras investigar un poco en internet sobre estos enfoques de terapia para decidir si mi forma de intervenir psicológicamente encaja contigo en este momento.

¿Atiendes presencialmente?

Punto importante: vivo en una isla. Si te encuentras en Gran Canaria y no te gusta nada la idea de vernos virtualmente te puedo ofrecer una opción presencial. Sin embargo, y en principio, las sesiones online cubren satisfactoriamente las necesidades de mis clientes.

De hecho, en una ocasión un cliente me pidió vernos en despacho y al terminar la primera sesión ya me dijo que podíamos hacer la siguiente online… ¡Así no tenía que desplazarse y podíamos quitarnos las mascarillas y vernos las caras con tranquilidad!

¿La primera sesión es gratuita?

Me implico al 100% en todas las sesiones, y la primera no es diferente. Recojo mucha información, observo lo que dices y cómo lo dices (incluso aquello que no dices o que tu cuerpo me “cuenta”)… Saco conclusiones, elaboro teorías o hipótesis y planteo una línea de trabajo.

Valoro mucho ese tiempo, conocimiento y habilidades que aporto. Y como cualquier otra sesión, considero que vale su precio.

¿Cómo pido cita contigo?

Puedes escribirme un correo electrónico a través de este formulario de contacto o el que encontrarás un poco más abajo en esta misma página.

Aún tengo dudas

Y es normal que las tengas… Este espacio es muy reducido y es imposible abarcar todos los matices y detalles que cada persona podría plantearse.

Además, elegir a la persona que quieres que te ayude a sentirte mejor es un proceso complejo e implica recibir información a varios niveles acerca de la compatibilidad o la capacidad para hacerte sentir comprendida y que puede ayudarte.

Es posible que acabes de aterrizar en la web y no conozcas mucho sobre mí. En ese caso, te invito a conocerme un poco mejor leyendo la página “Sobre mí” de la web, ojeando mis contenidos en Instagram o en estos artículos del blog (este y este) y estos vídeos en YouTube (este y este).

También puedes escribirme cualquier duda que tengas a través de este formulario de contacto sin ningún problema.

Descansa tu mente, siente mayor conexión

Ponte en contacto conmigo

y reserva tu sesión de 75 minutos por 50€

INFORMACIÓN SOBRE SUS DERECHOS
Responsable: los datos de carácter personal que envíes a través de este formulario serán tratados por mi, Irtha López, como responsable de la web.
Finalidad: responder al mensaje que me envíes a través de este formulario de contacto.
Legitimación: al marcar la casilla de aceptación de la Política de Privacidad das tu consentimiento informado para utilizar tus datos de la forma indicada.
Destinatarios: tus datos se ubican dentro de la UE en los servidores de Loading, mi proveedor de alojamiento. Tienes un enlace a su Política de Privacidad aquí.
Derechos: tienes derecho, entre otras cosas, a acceder, rectificar o suprimir tus datos. Te explico cómo hacerlo en la Política de Privacidad.