Muchas introvertidas creemos que “no tenemos lo que hay que tener” para ciertas profesiones.

Que hay trabajos que no están hechos para nosotras; o peor, que no estamos hechas para ciertos trabajos.

Pero, ¿qué pasa si una introvertida quiere ser actriz? ¿O periodista televisiva? ¿O maestra de 32 niños de 8 años? ¿O vender arte en lugar de crearlo?

Supongo que no creerás que sólo hay extravertidas ejerciendo ese tipo de profesiones “para extravertidas”, ¿no?

Entonces, ¿cómo lo hacen las introvertidas para trabajar en ello sin morir en el intento?

Y, más que para no sufrir, ¿cómo lo hacen para disfrutar con un trabajo que, a priori, no está hecho para ellas?

Hablaremos de todo esto en este artículo para ayudarte a decidir qué carrera o trabajo escoger o, si ya lo has hecho, si fue la elección más adecuada o es mejor buscar otra cosa.

Cómo es una introvertida en el trabajo

Para empezar, vamos a hacer un retrato de una introvertida “típica” en el terreno laboral.

Cómo se desenvuelve, cuáles son sus puntos fuertes, sus debilidades… para hacernos una idea del “tipo” de trabajos o profesiones más “amigables” para las introvertidas.

trabajadora

RADIOGRAFÍA DE LA TRABAJADORA INTROVERTIDA

Suelen ser reservadas, analíticas, observadoras, muy centradas en la tarea…

Tienden a escogen trabajar por su cuenta o en proyectos independientes; no se relacionan tanto con sus compañeros, suelen aprovechar los descansos para estar solas.

Parecen antisociales adictas al trabajo (algunas lo somos) aunque en muchas ocasiones el motivo real suele ser evitar el desgaste energético que supone la interacción social.

PUNTOS FUERTES

#| Capacidad para concentrarse en una tarea por largos periodos de tiempo, y trabajar de manera independiente

#| Pensamiento creativo y analítico, capacidad para conectar distintas piezas de información, aportar una visión global del asunto y extraer conclusiones

#| Habilidad para detectar errores o fallos, definir distintas vías de acción y sus resultados, planificación y organización de las tareas y el tiempo

#| Facilidad para la comunicación escrita, útil en la redacción de informes

#| Transmiten calma. Son empáticas. Escuchan activamente. Saben liderar eficazmente equipos de profesionales cualificados.

PUNTOS DÉBILES

#| No suelen ser procesadoras verbales, por lo que necesitan pensar antes de hablar

#| Menos hábiles en la comunicación oral, especialmente en grandes grupos o ante el público (conferencias, exposiciones)

#| Dificultad para participar y aportar ideas en reuniones, donde se realizan sesiones de lluvia de ideas y se tiene que procesar información nueva y comunicar en tiempo real, habitualmente con urgencia por falta de tiempo,

#| Aquellas introvertidas con menor tendencia a la autosupervisión (capacidad e interés para modificar su comportamiento en función de las exigencias sociales que imponga la situación), tendrán mayores dificultades para la venta a puerta fría o la autopromoción

#| Trabajan peor en oficinas de planta abierta por la constante saturación de estímulos que reciben del entorno (conversaciones, teléfonos, interrupciones, etc.)

#| Les resulta más complicado el trabajo en equipo puesto que implica comunicación verbal directa y sobre la marcha, lo que supone una mayor carga de procesamiento y gestión de información verbal y no verbal

#| No suelen desenvolverse con fluidez en empleos que requieran trabajar en modo multitarea con mucha frecuencia

Los mejores empleos

En líneas generales, las profesiones más adecuadas para una introvertida son aquellas que le permiten desarrollar sus cualidades más destacadas: la planificación, el análisis, la observación, la escucha, la detección de problemas y sus soluciones, etc..

Serán trabajos donde una gran cantidad de tiempo el trabajo pueda hacerse de manera individual y sin muchas interrupciones.

Además, deben aportar las condiciones óptimas para que rindamos adecuadamente: entornos tranquilos que nos permitan concentrarnos y con posibilidad de pasar algo de tiempo a solas para recargar pilas.

Algunas de las profesiones que cumplen estos requisitos (apoyarnos en nuestros puntos fuertes + tiempo a solas) son:

  • Veterinaria, bióloga, agricultora
  • Bibliotecaria, conservador, archivista
  • Editora (de libros, música o películas)
  • Músico, pintora, escritora, modista, fotógrafa de paisajes
  • Auditor, contable
  • Traductora
  • Investigadora
  • Técnico de laboratorio
  • Carpintera, fontanera, electricista, albañil, mecánico…
  • Piloto, controlador aéreo
  • Transportista, repartidora, cartero
  • Informático, programador, diseñadora gráfica

Si se te ocurren más profesiones interesantes para introvertidas, cuéntamelas en los comentarios ,) Así podremos dar más ideas a las lectoras del blog.

Los empleos que te supondrán un reto

Por otra parte, hay trabajos que nos agotan con mayor rapidez y facilidad.

Son empleos que requieren de nosotras capacidades que se encuentran menos desarrolladas, como las habilidades de comunicación verbal, la espontaneidad, la rapidez, el trabajo en equipo o la multitarea.

Cuantas más habilidades de este tipo nos demande, mayor será la carga mental y emocional, y mayor el agotamiento.

Peor aún será si el entorno de trabajo es muy estimulante y la organización del mismo no nos permite tomarnos pausas para desconectar y recuperar energía.

Algunas de esas profesiones más intensas y exigentes para las introvertidas son:

  • Relaciones públicas, representante, comercial
  • Camarero/a, cajera, promotora, recepcionista,
  • Guía turístico
  • Organizadora de eventos
  • Actriz, modelo, fotógrafo de eventos
  • Policía, bombero, enfermero, maestro
  • Periodista, presentadora

¿Conoces algún otro trabajo que sea retador para una introvertida? Compártelo con nosotras en los comentarios. Gracias!

 ejército

Cómo ser feliz en un trabajo “anti-introvertidas”

Aquí es cuando hablamos de cómo una introvertida puede escoger ser maestra, o periodista, o cualquier profesión más “propia” de extravertidas, y disfrutar haciéndolo.

1.- ADAPTARNOS A LA PROFESIÓN

Susan Cain cuenta en su libro, “El Poder de los Introvertidos”, la historia del profesor de universidad Brian Little, el docente más popular de su campus: en sus clases siempre está haciendo bromas, incluso cantando y dando piruetas en la tarima… y a menudo acaban con una ovación.

¿Te sorprendería saber que Brian Little es introvertido? Pues lo es.

¿Y cómo lo hace?

Brian Little, que es profesor de psicología precisamente, lo explica mediante la teoría del rasgo libre, que nos dice que “las personas podemos salirnos de nuestro patrón habitual de comportamiento por un trabajo que consideramos importante, por nuestros seres queridos o por cualquier otra cosa que tengamos en gran estima”.

Las introvertidas podemos hacer trabajos “de extravertidas” si responden a proyectos personales fundamentales.

Esto quiere decir que, cuando una profesión responde a una necesidad profunda, está conectada con valores importantes para nosotras, somos más flexibles y nos aporta la energía para actuar como extravertidas.

Aunque eso no implica que no necesitemos tiempo para recuperarnos. Brian Little se tomaba sus buenas pausas cada vez que podía… incluso escondiéndose en el baño si era necesario.

Lo que significa es que la satisfacción que nos da realizar ciertos trabajos supera el desgaste que puede suponernos. Por eso hay introvertidas ejerciendo profesiones “anti-introvertidas”.

profesora

2.- ADAPTAR LA PROFESIÓN A TUS CUALIDADES

En el ejemplo anterior, nosotras nos adaptamos para proyectar la imagen extravertida que se espera del puesto (como docentes, en este caso).

Pero hay ocasiones en las que, precisamente, la clave está en mantenernos introvertidas.

Así es cómo una periodista, en lugar de actuar de manera extravertida (locuaz, espontánea, superficial, dinámica…) se mantiene calmada, observadora, atenta, curiosa.

Y consigue historias mucho mejores, historias que pasan desapercibidas ante los ojos y los oídos más extravertidos.

O cómo una persona puede hacerse locutora de radio creando un programa unipersonal y sin llamadas espontáneas.

O cómo una introvertida puede dedicarse a las ventas estableciendo condiciones de 1-a-1 cercanas y serenas con sus clientes, donde les hace preguntas, conoce mejor sus necesidades y llega mejor a ellos.

O cómo se puede ser docente especializándote en formación online.

3.- DELEGAR TAREAS

A pesar de todo, habrá tareas que no podamos cambiar o que no querremos hacer de ninguna manera.

Por mucho que se presuponga que una bibliotecaria tendrá más tiempo de trabajo en autonomía, habrá momentos en los que deberá trabajar en equipo o comunicarse con los usuarios de la biblioteca, por ejemplo.

Ser escritor, lo que conlleva un buen tiempo a solas, en nuestro mundo, a nuestro ritmo, implica un trabajo de marketing que puede que no sea el que más nos apasiona.

Por eso, en la medida de tus posibilidades, una opción a tener en cuenta es delegar esas tareas en otras personas o compañeros.

Resumen de criterios para escoger una profesión

#| Ten en cuenta cuántos (y cuáles) de tus puntos fuertes podrás aplicar en tu puesto de trabajo

#| Evalúa cuántos (y cuáles) de tus puntos débiles tendrás que afrontar en el mismo

#| Analiza cómo el entorno y las funciones que tengas que cumplir afectarán a tu nivel de energía a lo largo de la jornada

#| Valora en qué medida podrás tomarte pausas para recuperar la energía perdida

#| Investiga en qué medida puedes adaptar la profesión para apoyarte en tus cualidades

#| Estudia la posibilidad de delegar ciertas tareas en otros compañeros o profesionales externos

#| Identifica los valores en los que apoyas tu carrera para darte la energía suficiente en las funciones más extravertidas de tu profesión

Conclusiones

Es evidente que cuanto más encaje el puesto de trabajo con tus cualidades como introvertida, mayor será la probabilidad de que te sientas a gusto en él.

Por eso hay empleos “pro-introvertidas”, que te resultarán más atractivos por las condiciones que te ofrecen: entornos tranquilos, trabajo individual, con mayor flujo de comunicación por escrito, trabajos de poca urgencia…

Sin embargo, como introvertida, es posible que a las profesiones más fáciles y agradables para ti les falte el componente de motivación y realización clave para sentirte plenamente satisfecha con tu trabajo.

Es por eso que puede atraerte (o estés ejerciendo) una profesión “anti-introvertidas”.

Tranquila, no tienes que cambiar tu elección (si no quieres).

Puedes sentirte realmente a gusto con la profesión que elijas, sea cual sea, conectándola con valores importantes para ti.

Cuando tu profesión se basa en ellos, te resultará más fácil adaptarte o adaptar tu trabajo para que responda a tus necesidades y te asegurarás la energía necesaria para afrontar los momentos más retadores.

¿CANSADA DE SENTIRTE INFERIOR?

Suscríbete al blog y recibe la guía “Las 12 Claves para Amar tu Introversión” y enamórate de una vez por todas de tu forma introvertida de Ser.

Suscribirme

USO DEL FEMENINO

Hablo en "femenino" porque me dirijo a personas. Así, tanto si eres hombre como mujer, puedes sentirte identificada 😉

TEMAS

Encuesta · Conociendo a las introvertidas

ÜNETE

Guía Gratuita

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page