Hace algunas semanas hablábamos de la importancia de cocinar a fuego lento tus relaciones para que estas sean más nutritivas.

También te hablé acerca de lo que se necesita para hacer amigos, para que te dieras cuenta de cómo te afecta la creencia de que tú no sabes hacer amigos a la hora de relacionarte con los demás.

Hoy te traigo unas cuantas ideas más para ayudarte a desenvolverte mejor en tus interacciones sociales, especialmente con desconocidos o personas con las que aún no tienes mucha confianza.

21 sugerencias para mejorar tu comunicación

1>> Ve con la energía suficiente: serena tus pensamientos, recarga pilas, descansa. Si las interacciones sociales te drenan energía, es mejor ir con la reserva llena.

2>> Trae tu mente al presente y céntrate en lo que estás haciendo, en el proceso, en darte a conocer y conocer, no en lo que vas a dar o a conseguir, en los resultados, en lo que la otra persona va a pensar de ti o lo que hará después de separarse. Es complejo, porque como introvertidas activamos todos estos pensamientos, pero puedes dejar las conjeturas para el antes o el después; imagina que no vas a volver a verla y que tienes que tener todos tus sentidos con ella en ese momento; ya tendrás tiempo para interpretaciones cuando la otra persona ya no esté presente.

3>> Siempre que te sea posible, reúnete con grupos pequeños o busca a las personas que están apartadas del gran grupo. Te será más fácil conectar con personas que son como tú en este aspecto tan crucial para ti, como es la necesidad de tranquilidad.

4>> Potencia tus habilidades como introvertida: la escucha activa, la curiosidad, la comunicación emocional y mental profunda, la serenidad, la autenticidad, la inocencia… Son aspectos que las otra persona valorará y que te serán de gran utilidad y valor a la hora de conocer gente nueva.

5>> Si tu problema suele ser que te sientes tremendamente consciente de ti misma en las conversaciones, juega a transformar y utilizar esa capacidad: aprovecha tu tendencia a verte a ti misma como diferente del resto, para destacar tus habilidades. Imagínate como si fueras una periodista cubriendo un reportaje sobre la persona que tienes frente a ti. Activarás tus recursos, y dirigirás tu atención a aspectos más prácticos, de forma que tu autoconsciencia no se volverá contra ti, sino que jugará a tu favor.

6>> En general, incluso si somos tímidas e inseguras, a las personas nos gusta hacernos visibles para los demás, que se sepa de nuestra existencia. Darle la oportunidad a tu interlocutor de darse a conocer es una buena forma de crear confianza y establecer un vínculo con ella. Interésate por ella, hazle preguntas, indaga acerca de sus motivaciones, aspiraciones, valores, etc.

7>> Acepta que habrá ocasiones (no sé decirte si muchas o pocas) en las que la gente no comprenderá, o incluso rechazará, la forma en la que haces nuevas amistades (de manera lenta y profunda). No te preocupes; agradece la oportunidad de conocer y aprender de tu relación con personas que tienen una forma de ser distinta a la tuya, y busca a aquellas que valoren una relación más tranquila.

8>> No pretendas evitar ponerte nerviosa. Acepta como algo normal el hecho de que surjan momentos incómodos. Puedes hacerlo evidente cuando ocurra, eso le quitará hierro al asunto, y podría abrir nuevos temas de conversación y oportunidades para conectar.

9>> “En lugar de buscar a la persona adecuada, ocúpate en ser la persona adecuada”. Cuando estás enfocada en desarrollar tus fortalezas e intereses, acudes a actividades y grupos con los mismos intereses, y aparecen personas que son como tú.

10>> Cuando dejas de adaptarte a cada persona que conoces y te permites ser tú misma, transmites una confianza que atrae a los demás casi tanto, o más, que el tener intereses concretos en común.

11>> No eres un producto a la venta. No tienes que convencer ni demostrar a nadie lo valiosa que eres. Muestra lo que puedes ofrecer, y el que esté interesado se acercará a ti.

12>> Más que el tipo de persona, ten claro el tipo de relación o interacción que buscas, las emociones y experiencias que quieres tener. ¿Qué tipo de actividades quieres poder hacer con tus amistades? ¿Cuáles son los valores que te mueven en la vida, en tus relaciones?

13>> Deja de desgastarte intentando parecer extravertida. Te roba energía, autenticidad, capacidad de atención y de interés en el otro, y te lleva a relaciones que no te darán lo que necesitas en el fondo.

14>> Aprende herramientas o estrategias para transformar la cháchara superficial en conversaciones profundas. Te recomiendo que leas esta guía definitiva para mantener conversaciones interesantes, de Pau Navarro en su blog Habilidad Social.

lenguaje corporal

15>> Haz pequeñas modificaciones en tu lenguaje corporal. Te ayudará a mantener la mentalidad adecuada durante la interacción (sensación de valía, control y disfrute) y facilitará que la otra persona se muestre más receptiva y participativa también. Hablaremos sobre este tema de la comunicación no verbal en algún artículo próximamente.

16>> Una idea muy interesante -que leí también en el blog de Pau Navarro- es la de buscar intereses en común. Bueno, esto ya lo sabrías, pero lo que a mí me gustó mucho fue que no sólo encontramos intereses comunes en la música que escuchamos, los deportes que practicamos, o la comida que más nos gusta, sino en cómo todo esto nos hace sentir. A menudo, no tendremos mucho en común con la otra persona a nivel de gustos, pero sí que podremos encontrar un nexo con ella si nos paramos a mirar las motivaciones o los sentimientos que experimentamos.

17>> Empieza a ver que no eres la única que pasa momentos incómodos, que tiene que esforzarse o que ha aprendido habilidades de comunicación. Los mejores oradores no nacen, se hacen. Y muchos son introvertidos. Es más, muchos siguen experimentando cierta incomodidad cuando se relacionan con otras personas en determinadas situaciones; pero han aprendido a aceptarlo, y a ser compasivos consigo mismos.

18>> Suaviza tu pensamiento generalista del tipo “todo o nada”, “nunca o siempre”, “o todos o ninguno”. Que hayas tenido una mala experiencia con una persona en un momento dado no significa que no puedas tener una buena conversación con esa persona otro día. Tampoco quiere decir que no vayas a tener una buena experiencia con nadie más en toda tu vida. Y, desde luego, no significa que seas una incompetente social.

19>> Si vas a hacer un análisis de cómo fue la situación, hazlo de manera amable y positiva. Felicítate por tu capacidad para detectar las cosas que no fueron del todo bien, y definir las posibles mejoras.

20>> Haz visibles tus logros y aciertos. Compárate sólo contigo misma y lleva un registro de todas las cosas que vas mejorando en tu relación con los demás. Poner tu foco en ver mejoras (y hacer que tu mente diseñe vías de acción para lograr esos resultados) es la mejor manera de motivarte a seguir avanzando.

21>> Date tiempo. Crear una nueva amistad se parece más a una maratón que a un sprint.

¿Te animas a participar en los comentarios y decirme cuál de estas sugerencias crees que te va a resultar más útil en este momento? O si hay alguna que tú estés aplicando y no esté recogida en este listado, te agradecería mucho que la compartieras con nosotras.

¿CANSADA DE SENTIRTE INFERIOR?

Suscríbete al blog y recibe la guía “Las 12 Claves para Amar tu Introversión” y enamórate de una vez por todas de tu forma introvertida de Ser.

Suscribirme

USO DEL FEMENINO

Hablo en "femenino" porque me dirijo a personas. Así, tanto si eres hombre como mujer, puedes sentirte identificada 😉

TEMAS

Encuesta · Conociendo a las introvertidas

ÜNETE

Guía Gratuita
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page