La típica imagen de solterona amargada “casa” muy bien con la idea que muchas personas tienen acerca de la introversión:

“una persona tímida, con escasa autoestima y habilidades sociales, que se encuentra sola, no por elección propia, sino porque no es capaz de establecer relaciones “normales” (sanas, positivas) con los demás”.

Así, es muy fácil asociar introvertida + soltera = una pobre solterona infeliz.

Pero déjame decirte una cosa: no siempre es así.

Hay muchas formas de ver la soltería

Muchas personas, puede que incluso tú misma, piensan que si estás sola te sentirás triste e incompleta y estarás deseando tener pareja para sentirte feliz.

No es ningún secreto que hay personas profundamente infelices porque no tienen pareja.

Piensan que estar solas no hace más que confirmar su escaso valor como personas, y que necesitan una pareja para sentir que su vida (y ellas mismas) tienen sentido.

Pero también hay otras (tampoco es ninguna novedad) que se sienten tremendamente orgullosas de su soltería.

Les gusta la independencia y la libertad que tienen y piensan que una relación exclusiva las coartaría demasiado.

Así que no he podido evitar preguntarme, ¿no hay más opciones?

La tercera opción que he encontrado te la cuento un poco más abajo.

Antes, déjame hablarte del motivo por el que me he decidido a escribir este artículo.

Sólo necesitas creer que eres una solterona amargada para serlo

La idea de que las personas solteras están “sufriendo” sigue estando muy extendida. Y lo peor de todo es que hay chicas solteras e introvertidas que acaban por creérselo: que estar soltera es ser infeliz.

Y, efectivamente, terminan siendo infelices.

Todo se complica aún más cuando, efectivamente, nos sentimos inseguras e inadecuadas como introvertidas porque nuestra forma de ser no se entiende ni se acepta (en líneas generales).

Así que, cuando una introvertida insegura escucha una y otra vez que estar soltera es sinónimo de inseguridad, de estar amargada, de ser una infeliz…

O escucha respuestas reivindicativas totalmente opuestas del tipo “ser soltera es lo mejor, ¡viva la soltería!”, que no se cree ni con las que comulga…

Le resulta bastante fácil creerse que es y/o terminará siendo, una solterona amargada.

Introvertida, Soltera y Feliz

Pero hay una tercera opción: ser una soltera introvertida y feliz.

¿Cómo?

Pues siendo una chica introvertida soltera que acepta su situación, sin obsesionarse por encontrar pareja pero tampoco sin cerrarse a la posibilidad de construir una relación de intimidad otra persona.

Sabiendo ver los aspectos positivos de ambas situaciones, estar soltera y en pareja.

Aquí, la ilustradora mexicana Idalia Candelas viene a hacer una labor magnífica de difusión de una visión positiva de ser una chica soltera (pincha el enlace para ver las ilustraciones):

“Me gusta mostrar mujeres que conviven en soledad pero no sufren. No están deprimidas y no lloran. Más bien se sienten seguras, exaltando el sentido de disfrutar de la compañía de sí mismas”.

Seguro que, como introvertida, te sentirás identificada con muchas de las escenas que refleja en sus dibujos.

¿Se puede ser Feliz siendo una introvertida soltera que piensa en tener pareja?

No te voy a engañar.

Para una persona introvertida, pensar en tener pareja es algo delicado.

Porque no sólo llevamos a nuestra espalda muchas experiencias de rechazo (directo o indirecto, intencionado o no, real o “sentido”), sino que tememos perder nuestro espacio.

Tememos que la vida en pareja ponga en peligro nuestro precario amor propio, y sentirnos obligadas a ser distintas, a cambiar, para estar “a la altura” de nuestra pareja, a la altura de la relación, a la altura del amor que nos dan.

Pero hay una forma de ser una introvertida soltera y pensar, no con miedo sino con ilusión, en la posibilidad de una vida en pareja.

Cómo sería la pareja ideal para una introvertida

Pensar en la oportunidad que supone tener una pareja para vivir experiencias de intimidad, aprendizaje y crecimiento es la mejor forma de ver una relación con optimismo.

Para mí, como introvertida, tener pareja es tener una oportunidad maravillosa para conocer a otro íntimamente y darme a conocer.

Ir conociendo al otro en su relación conmigo.

Cuando pienso en una relación de pareja que respete mi introversión y me haga crecer junto a otra persona, que también crece conmigo, me imagino:

  • estando juntos sin asfixiarnos, respetando los momentos y los espacios del otro
  • estando juntos sin necesidad de hablar, en silencio, cómodos
  • haciendo cosas por separado y compartiéndolas juntos después
  • compartiendo la visión de que el silencio, el espacio y los momentos separados no son “malas señales”, al contrario, son síntoma de confianza y respeto
Conclusiones: no soy una solterona amargada

Sí, soy introvertida.

Sí, soy soltera.

Sí, me gustaría tener pareja.

Pero no, no soy una solterona amargada.

Me gusta mi soledad, mi libertad, mi independencia, mi espacio… Pero no me importaría compartirlo con otro.

Siempre que él comprenda y respete mi soledad, mi libertad, mi independencia, mi espacio… mi introversión.

Me gustaría que participaras en los comentarios: ¿crees que sigue estando tan arraigado el estereotipo de “solterona amargada”? ¿Crees que las introvertidas estamos más expuestas a que se nos considere así?

USO DEL FEMENINO

Hablo en "femenino" porque me dirijo a personas. Así, tanto si eres hombre como mujer, puedes sentirte identificada 😉

TEMAS

Encuesta · Conociendo a las introvertidas

ÜNETE

Guía Gratuita

¿CANSADA DE SENTIRTE INFERIOR?

Suscríbete al blog y recibe la guía “Las 12 Claves para Amar tu Introversión” y enamórate de una vez por todas de tu forma introvertida de Ser.

Suscribirme
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page