¿Te has planteado alguna vez cómo tener más confianza en ti misma?

Puede que, como yo, hayas pensado durante mucho tiempo que, para ser una persona segura de sí misma, tienes que ser más extrovertida, menos introvertida.

Sobre todo si nos basamos en la idea errónea de que las personas introvertidas son, por definición y por naturaleza, personas tímidas.

Pero esto es totalmente falso, amiga mía…

Y puede resultar muy perjudicial para ti creerlo.

Una introvertida jugando a ser extravertida (fingiendo ser como no es) por mucho que parezca feliz, seguramente no lo será.

Entonces, ¿cómo es una introvertida con auténtica confianza en sí misma, y qué puedes hacer tú para conseguirla?

 

 

Introvertidas con confianza y sin confianza

Las personas introvertidas que sintieron aceptación y apoyo incondicional en su infancia seguramente tendrán una visión positiva de sí mismas (autoestima) y tendrán confianza en su capacidad para afrontar las situaciones de la vida (autoconfianza).

>> CON CONFIANZA (a grandes rasgos):
Son personas que aceptan y valoran positivamente su forma introvertida de ser.

confianza-en-uno-mismoSon tranquilas y reflexivas, disfrutan escogiendo y desenvolviéndose en entornos y actividades relajadas e introspectivas, sin sentirse culpables.

Se sienten satisfechos con la cantidad de amigos que tienen y la cantidad de tiempo que pasan a solas.

Cuando están en un grupo se sienten seguras y no se fuerzan a ser más habladoras de lo que son, reír más o contar más chistes.

Se expresan pausadamente, sin prisas. Se sienten cómodas manteniéndose como observadoras.

Buscan la manera de conectar con otras personas respetando su introversión, es decir, expresando su interés por hablar de opiniones y experiencias personales en conversaciones de “uno a uno” y en entornos que favorezcan la escucha activa, respetando su ritmo más lento y pausado de actuar…

Son personas serenas, con un lenguaje corporal suave y relajado, pero seguro.

>> SIN CONFIANZA (a grandes rasgos):

Aquellas que no conseguimos experimentar una comprensión y respeto profundos por parte de las personas que nos acompañaron durante los primeros años de nuestra vida, llegamos a la vida adulta con algunas carencias de confianza y amor propio.

Somos introvertidas inseguras.

No aceptamos nuestros rasgos introvertidos, nos sentimos culpables y defectuosas por nuestra tendencia a la reflexión y el análisis, creemos que somos vagas y perezosas, que deberíamos ser más rápidas en tomar decisiones y pasar a la acción, que tendríamos que tener más amigos, salir más de casa, tener intereses socialmente más aceptables…

Por eso, en grupo, podemos experimentar ansiedad. Tenemos miedo de que la gente vea como somos realmente, y por eso buscamos la manera de esconderlo y utilizar una máscara más atractiva: la máscara de la extraversión.

Nuestro lenguaje corporal suele ser rígido, forzado.

fingir-confianza-agotaEse esfuerzo nos desgasta, en el mejor de los casos (que no es que sea muy bueno que digamos, ¿no te parece?) y, en el peor, no surte efecto.

No llegamos a comportarnos como verdaderas extrovertidas. Los demás lo notan, nosotras lo notamos, y terminamos más hundidas aún.

Por eso, la diferencia entre una introvertida con confianza y una sin confianza no esta en cuán extrovertida aparenta ser.

En realidad, una introvertida segura de sí misma parece (es y actúa como) una introvertida, y se siente bien con ello.

Y para esto es importante seguir desmitificando la idea de que una introvertida es, por definición, una persona insegura o tímida.

Básicamente, la persona introvertida que actúa como introvertida es fiel a su preferencia por la deliberación y los entornos con baja estimulación (aspectos básicos que definen a la persona introvertida, según Susan Cain).

 

Estrategia para tener más confianza ti misma

Hoy te voy a compartir una estrategia realmente transformadora para que experimentes más confianza en ti misma.

La recomendación para que creas más en ti misma, es:

DEJA DE UTILIZAR A PERSONAS EXTROVERTIDAS COMO EJEMPLO DE CONFIANZA

Deja de pensar que tienes que ser más extravertida para confiar en ti misma.

Deja de hacerle caso a las personas extrovertidas que te dicen que tienes que dejar de ser tan introvertida para ganar seguridad en ti misma.

Que tienes que actuar como ellas, de manera más “explosiva”, para transmitir a los demás y a ti misma que te sientes a gusto contigo misma.confianza-extrovertida

No tienes que parecer extrovertida para sentirte segura.

Es un craso error. Enorme. Mayúsculo.

¿Cómo vas a quererte más dejando de ser tú misma?

Para eso, ponte como modelos de referencia a otras personas introvertidas seguras.

Empieza a fijarte en las personas que te rodean, con las que te relacionas.

mirar-nuevos-modelos¿Quiénes son introvertidas y se sienten a gusto consigo mismas?

¿Qué modelos introvertidos de éxito tienes a tu alcance?

¿Tu madre? ¿Algún profesor de la universidad? ¿Una compañera del trabajo? ¿Un amigo del club de tenis? ¿Alguna actriz? ¿Un personaje de un libro, una serie o de una película? ¿Alguna investigadora?

  • ¿Cómo actúan? ¿Qué hacen? ¿Qué dicen?
  • ¿Cómo se mueven, qué gestos hacen, cómo es su postura?
  • ¿Qué puedes aprender de ellas?

 

Pero, sobre todo, empieza a fijarte en ti misma.

  • ¿En qué momentos sientes seguridad en ti misma?
  • ¿Cómo experimentas tú la confianza?
  • ¿Cómo es para ti tener confianza?
  • ¿Cómo se siente?
  • ¿Qué sensaciones experimentas en esos momentos, en tu cuerpo, en tu mente?
  • ¿Cómo sabes que sientes confianza?
  • ¿Qué aspectos podrían percibir los demás que les indicara que en ese momento te sientes segura, a diferencia del resto de situaciones en las que no?
  • ¿Qué cosas estás haciendo en esos momentos?
  • ¿Cómo te comportas, cómo actúas?

 

¿Qué hacer con estos nuevos modelos?

Dirigir tu atención a estos nuevos modelos de referencia te ayudará a sentir que hay otras formas de ser feliz en la vida que no sean ser extrovertida.

Verás que se puede ser introvertida y sentir confianza, amor propio, seguridad, bienestar…

Ahora tienes una nueva guía de comportamiento, una que respeta tu auténtica personalidad, que saca lo mejor de ti, en lugar de negarlo, esconderlo o rechazarlo.

Puedes colgar por tu cama y/o escritorio fotos de esas personas que quieres que inspiren tu vida a partir de ahora.

Evidentemente, cuelga también fotos de ti misma en distintas situaciones en las que experimentas auténtica confianza en ti misma.

También puedes colgar algunos papelitos con frases o palabras que te recuerden qué tareas, personas o entornos te ayudan a sentir seguridad.

O describir tus sensaciones, gestos y posturas que te ayudan a “saber” que estás crees en ti misma.

Cuando te permitas hacer más de estas cosas experimentarás más bienestar, ganarás confianza al ver que te desempeñas con soltura en más ambientes y tendrás la seguridad que necesitas para abrirte a otras situaciones más retadoras.

Me encantará que me cuentes en los comentarios cuáles son tus modelos introvertidos.

Uno de los míos es Wayne Dyer. Y algunas ocasiones en las que he experimentado confianza han sido aquellos en los que he iniciado una conversación con una un desconocido; me he sentido madura y centrada; en esos momentos siento mi cuerpo (y a mí misma) más compacto, en lugar de disperso.

¿CANSADA DE SENTIRTE INFERIOR?

Suscríbete al blog y recibe la guía “Las 12 Claves para Amar tu Introversión” y enamórate de una vez por todas de tu forma introvertida de Ser.

Suscribirme

USO DEL FEMENINO

Hablo en "femenino" porque me dirijo a personas. Así, tanto si eres hombre como mujer, puedes sentirte identificada 😉

TEMAS

Encuesta · Conociendo a las introvertidas

ÜNETE

Guía Gratuita
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page