Las relaciones mixtas son aquellas en las que un miembro de la pareja* tiende a la introversión y el otro a la extroversión.

No siempre hay conflictos en este tipo de relaciones; es más, las relaciones entre personas con distinta personalidad suele ser habitual, puesto que las fortalezas de uno enriquecen al otro.

Pero en algunas ocasiones, surgen roces, tensiones y malentendidos. La relación se enfría, se endurece, se abandona.

Hay más elementos que afectan a este tipo de relación, pero no comprender las diferencias entre el distinto modo de ser y actuar de unos y otros es uno de los más influyentes (y sencillos de solucionar).

*Hablo de parejas íntimas, pero también: amigos, compañeros, familiares, etc.
El desconocimiento

El principal elemento generador de conflictos en las relaciones mixtas es el desconocimiento: cuando no conocemos al otro, cuando no entendemos por qué es como es, podemos llegar a sentir que no nos respeta o no nos ama lo suficiente como para comportarse de la manera que nosotros deseamos de él o ella.

Evidentemente, conocer por qué introvertidas y extravertidas son como son, no es suficiente. Principalmente, porque no toda nuestra forma de ser se explica en base a este rasgo de personalidad. Hay introvertidas muy distintas entre sí. Igual que hay extravertidas que son y se comportan de modos muy diferentes.

Sin embargo, me he dado cuenta, en experiencia propia y por comentarios de otras personas, que cuando aprendemos algo más acerca de estos rasgo y conocemos su origen (que es en parte genético y en parte aprendido), empezamos a sentirnos mejor con nosotras mismas y con las demás personas.

Ya no nos culpamos a nosotras por ser como somos ni a las otras por ser como son.

Diferencias de personalidad

Como decía, el rasgo introversión-extraversión afecta al modo en que pensamos, sentimos y nos comportamos en relación con nosotras mismas y con el mundo.

Este rasgo genera diferencias en aspectos como:

  • Nivel de análisis o profundización de las situaciones presentes, pasadas y futuras
  • Nivel de espontaneidad vs. planificación de los acontecimientos y experiencias vitales
  • Nivel de dinamismo o actividad 
  • Tiempo dedicado a estar en compañía vs. el tiempo dedicado a estar en soledad
  • Forma y frecuencia en la que expresamos nuestro afecto hacia la otra persona
  • Modo en el que experimentamos y transmitimos nuestra felicidad
  • Manera en la que interpretamos y afrontamos los conflictos en la relación

El rasgo de introversión predispone a la persona a preferir unas opciones a otras; mientras que la extraversión, dirige a la persona hacia las opciones contrarias.

Otros aspectos independientes al rasgo de personalidad I-E

Sin embargo, como te decía antes, las dificultades en la relación no siempre, o no únicamente, son debidas a diferencias en el nivel de introversión o extraversión de las personas que componen la relación.

En ocasiones, aspectos independientes al rasgo introversión-extraversión (es decir, que pueden observarse en personas de ambas personalidades), son los que generan los conflictos.

Entre ellos:

  • nivel de autoestima, autoconfianza y amor propio
  • experiencias anteriores y expectativas actuales
  • nivel de inteligencia emocional
  • nivel de dominio de las distintas habilidades sociales

Habitualmente se asocian valores bajos de autoestima, inteligencia emocional y habilidades sociales a los introvertidos.

Pero lo cierto es que las personas extravertidas también pueden ser inseguras, o carecer de ciertas habilidades sociales o de gestión emocional; lo que ocurre es que estas debilidades suelen pasar desapercibidas debido a que se suelen desempeñan mejor con aquellas habilidades que son necesarias en la relación con el otro.

Soluciones

Por una parte, conocer al otro: conocer que su forma de ser no tiene el fin de molestarte, que no significa que no te quiera o no te respete; entender que si no cambia, no es porque no quiera (únicamente), sino porque no puede, o porque sus valores y su filosofía de vida son distintos.

Entender que a cada persona, independientemente de su rasgo, le hacen felices unas cosas, le molestan otras, unas se le dan muy bien, otras no tanto…

Pero si aún quieres saber más acerca de cómo mejorar las relaciones entre introvertidas y extravertidas, te invito a estar atenta al artículo de la próxima semana: Aspectos que favorecen las relaciones mixtas.

¿CANSADA DE SENTIRTE INFERIOR?

Suscríbete al blog y recibe la guía “Las 12 Claves para Amar tu Introversión” y enamórate de una vez por todas de tu forma introvertida de Ser.

USO DEL FEMENINO

Hablo en "femenino" porque me dirijo a personas. Así, tanto si eres hombre como mujer, puedes sentirte identificada 😉

TEMAS

Encuesta · Conociendo a las introvertidas

ÜNETE

Guía Gratuita
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page