Una vez que has confirmado que estás pensando demasiado, ¿cómo parar la mente y reducir ese exceso de pensamiento?

Hay varias herramientas o estrategias que puedes utilizar para ayudarte a parar y tomar consciencia de la cantidad y tipo de pensamientos que estás teniendo.

Eso te permitirá abrir un espacio en tu mente en el que decidir qué hacer con tus pensamientos.

Así, conseguirás ganar tranquilidad y paz mental, lo que te permitirá rendir más y mejor (y disfrutar) tanto en el trabajo como, especialmente, a nivel personal.

Por qué necesitas desacelerar tu mente

Aunque personalmente opino que es peligroso proclamar a la ligera que pensamos demasiado y tenemos que pensar menos, ya hemos visto que hay ocasiones en las que es necesario.

Por ejemplo: si, como introvertida, lo de pensar y analizar profundamente prácticamente todas las situaciones de tu vida te está dejando sin energía física, mental y emocional, es lógico que intentes cambiar esa situación.

Que (para mí) no es tanto dejar de pensar, como reducir la velocidad y transformar los pensamientos de tal manera que esos estos tengan su utilidad.

Porque, si lo recuerdas, pensar y pre-ocuparnos mucho puede tener su lado positivo si sabemos encauzarlo de manera adecuada.

Así, aunque sigas pensando más que la media (la parte extrovertida de la población), esa cantidad de pensamiento no te perjudica, al contrario, te ayuda a vivir una vida coherente, productiva y satisfactoria, tanto en lo laboral como en lo personal.

Por lo tanto, no se trata de parar por parar (negando tu tendencia natural a pensar o analizar las cosas)…

Sino de hacer un alto en el camino para valorar qué pensamientos estás teniendo y qué efecto tienen en ti:

en tus emociones, tu energía, las decisiones que tomas y las acciones que emprendes… y en todos los sentimientos, elecciones y experiencias que no tienes debido a esos pensamientos.

 

Cómo para parar la mente

Entonces, como te he dicho, te sugiero 5 estrategias para desacelerar tu mente y que consigas “ver” qué pensamientos estás teniendo, cómo te están afectando, para seleccionar:

  • con cuáles quedarte
  • cuáles transformar
  • cuáles desechar

Así conseguirás reducir el exceso de pensamiento o “pensamiento sobrante”.

Las 5 estrategias de las que te hablo en el vídeo son:

1. Identifica las señales que te indican que estás pensando de-más (min. 0:10)

2. Haz un mapa mental con todas las vías de pensamiento que se activan en un momento dado (min. 2:16) >> Te recomiendo este artículo de Vale de Oro para entender la importancia de externalizar tu cerebro

3. Actúa y luego sigue pensando (min. 3:28)

4. Presta atención a lo que estás pensando (min. 4:08)

5. Acepta la cantidad-velocidad-calidad de pensamientos que estás teniendo en este momento (min. 5:01)

mapa-mental

ejemplo de mapa mental : pensamientos > sub-pensamientos > acciones

Conclusiones

Para poder dejar de pensar demasiado y reducir el exceso de pensamiento, lo primero que vas a tener que hacer es empezar a tener momentos para bajar el ritmo y ser consciente de ellos.

Pero recuerda no tienes que parar la mente solo porque a los demás les parezca que tu forma de pensar es excesiva.

Estas ideas sobre cómo parar la mente solo te serán necesarias si, efectivamente, estás pensando demasiado (para lo que tú, como introvertida, sueles pensar) y eso está afectando a tu energía, tu motivación, tu ilusión… y tu felicidad.

¿CANSADA DE SENTIRTE INFERIOR?

Suscríbete al blog y recibe la guía “Las 12 Claves para Amar tu Introversión” y enamórate de una vez por todas de tu forma introvertida de Ser.

USO DEL FEMENINO

Hablo en "femenino" porque me dirijo a personas. Así, tanto si eres hombre como mujer, puedes sentirte identificada 😉

TEMAS

Encuesta · Conociendo a las introvertidas

ÜNETE

Guía Gratuita
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page